La actriz estadounidense Naya Rivera, de origen puertorriqueño y una de las caras más reconocidas de la serie de televisión “Glee”, lleva desaparecida desde la tarde del miércoles tras caer al agua en un lago cercano a Los Ángeles, indicaron las autoridades.

En las últimas horas, las autoridades indicaron a los medios locales que no hay esperanzas de encontrar con vida a la actriz. La búsqueda ahora ha pasado de una misión de rescate a una de recuperación del cuerpo. La policía dijo que, por lo general, el cuerpo tarda entre 7 a 10 días en salir a la superficie.

La policía de Ventura, un condado al norte de la ciudad californiana, ha interrrumpido hasta la mañana del jueves las labores de búsqueda y rescate de la actriz, que comenzaron tras recibir una llamada de emergencia horas después de que alquilara una embarcación de recreo junto a su hijo en el Lago Piru.

En conferencia de prensa, el sheriff de Ventura, Eric Buschow, declaró que no hay indicios de algún crimen y que por ahora se presume que Rivera se habría ahogado.

De acuerdo con medios de comunicación locales, los pasajeros de un segundo bote encontraron al hijo de Rivera, de 4 años, solo y dormido en el barco con un chaleco salvavidas.