México (Agencias).- La actriz Kate del Castillo, quien asegura no poder ingresar a México debido a que la arrestarían, será vista en 190 naciones a través de la nueva serie de ficción Ingobernable que transmitirá Netflix. Ahí será el personaje de Emilia Urquiza, esposa del presidente de la República Mexicana llamado Diego Nava (Erik Hayser); pero tras el extraño asesinato de éste ella huye para sobrevivir y demostrar su inocencia.

“Soy una persona non grata en México, y con este proyecto, que se podrá apreciar en ese famoso espacio de internet, va a ser peor; pero si no pueden entender que soy actriz y que vivo de esta profesión, ya será el colmo”, expresa la intérprete de cine y televisión en entrevista telefónica.

Lo paradójico es que la vida real de la artista se parece a la de su personaje: Existe una orden judicial contra Kate de localización; mas no pudo ser extraditada porque se nacionalizó estadunidense el 22 de septiembre del 2015. Fue la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), de la Procuraduría General de la República (PGR), la que giró orden de localización y presentación, con base a la cual la intérprete de la Reina del Sur podría ser detenida y presentada ante el Ministerio Público Federal, para que declare.

La acusa el gobierno mexicano de lavado de dinero, obstrucción de la justicia e intención de realizar negocios con el narco tras haberse reunido con Joaquín El Chapo Guzmán Loera en octubre del 2015, acompañada del actor estadunidense Sean Penn y dos productores de Hollywood, y hablar con el capo de un “proyecto fílmico para documentar la vida del líder del Cártel de Sinaloa” que ella dirigiría, realizaría y ejecutaría junto con ambos productores.

Por su parte, consiguió un amparo luego de una demanda que emitió contra acciones de la PGR, a principios del 2016, donde los abogados de la actriz destacaron que el Ministerio Público Federal violaba su derecho a una defensa justa, y el juzgado tercero del distrito en materia de amparo con sede en la Ciudad de México, pidió que la PGR no consignara ningún expediente hasta que se hiciera de su conocimiento su contenido y se le permita a la actriz presentar las pruebas que considera pertinentes para demostrar su inocencia. Fue mediante el expediente 70/2016 que ese juzgado determinó que la PGR debe rendir informes de sus investigaciones.