Julio Preciado se recupera satisfactoriamente del trasplante de riñón al que se sometió a principios de este año, y ya está cansado del encierro que vive desde hace más de 120 días como dicta el protocolo médico. Su cansancio se recrudece por la cuarentena impuesta en todo el país a causa del coronavirus. Aún así, la semana pasada el cantante de banda salió de su departamento para ofrecer un concierto acústico para sus seguidores a través de su página de Facebook. Invitó a Julio Haro, con quien grabará próximamente un dueto, y a Raúl Hernández, a quien la producirá un disco. Al cierre de esta edición, el recital alcanzaba las cien mil reproducciones. TVyNovelas fue la única revista invitada, y ahí platicamos con Julio, quien nos confesó que dejará los escenarios musicales.

“EL RIÑÓN ESTÁ FUNCIONANDO PERFECTAMENTE”

¡Lo vemos muy recuperado!

No ha sido fácil, pero quiero decir algo: el riñón está funcionando perfectamente. El problema que tuve de infección ya quedó atrás. Estoy caminando porque perdí músculo en el mes que estuve internado. Dios me está dando una segunda oportunidad de volver a vivir.

La transmisión que hizo llevó alegría a miles de seguidores…

Era muy importante para todas las personas que están en sus casas, llevarles un poquito de alegría y sacarlos de su rutina. Sí ellos tienen ya 20, 30 días de cuarentena, yo ¡tengo 120! Yo ya sé lo difícil que es esto. Pero no deben de olvidar, los que están leyendo esto, que la mayoría vive con su familia; yo en mi caso tuve que soportar convivir con mi esposa, mi enfermera y mi doctor.

¿Cómo se sintió de volver a cantar?

El 14 de marzo fui a hacerlo en una boda, en la Ciudad de México, por una promesa que le hice a una amiga. Tuve que hacerlo sentado porque tuve un problema de una infección después del trasplante. Pero ya me siento bien. Lo bueno es que todo lo que he vivido no afectó lo más importante, lo que me da de comer: la garganta.

¿Cuántos días le faltan para completar su periodo de recuperación?

Sí todo sale bien, 20 días más.

¿Sigue en pie la gira con banda El Recodo?

Desgraciadamente se cerraron los consulados. Banda El Recodo ya estaba tramitando mi visa de trabajo para comenzar la gira en junio, julio y agosto y sólo eso estoy esperando. Todo es un hecho.

“NECESITO ESTAR CON MI FAMILIA”

¿Sólo ese compromiso tiene?

No. También tengo uno personal: yo dije que la próxima vez que me subiera a un escenario para cantarle al público lo haría de pie, así que esa es mi meta. Yo no quiero que la gente vea a Julio Preciado sentado; sí mi rehabilitación me lo permite, voy a regresar de pie.

¿Después de la gira, qué piensa hacer?

Después de esta oportunidad que Dios me está dando, voy a trabajar uno o dos años, máximo tres. Con eso sería suficiente para mí. Me he dado cuenta que necesito estar con mi familia; antes el trabajo me absorbía demasiado y no les daba el tiempo. Ahora extraño a mis hermanos, a mis hijos, a mis nietos, a toda mi gente. Esta enfermedad me ha enseñado a valorar lo que tengo en casa y que, por el momento, no he podido disfrutar debido a mi recuperación.

¡Perdón! ¿Estamos hablando de retirarse, dejar los escenarios por completo?

Definitivamente. Como lo dije: en máximo tres años me retiro, después de 33 años de carrera.

¿Cómo está su hija?

Yuliana está como si nada. Esta semana viene a visitarme y estoy feliz porque tengo como un mes que no la veo, así que tengo muchas ganas de abrazarla. Como ya se cumplieron los tres meses que dicta el protocolo de trasplantes ya vienen todos: mis hijos, mis nietos, así que vamos a estar juntos ¡no vamos a salir! Con estar juntos, estoy feliz.

¿Qué es lo que quiere hacer cuando esté recuperado al cien por ciento?

¡Irme a Mazatlán! Con eso me doy por bien servido.