El actor Julián Gil niega el rumor calumnioso que señala que es Gabriel So­to el verdadero padre biológi­co del primogénito de la actriz Marjorie de Sousa, el cual sur­ge debido a que el pequeño Ma­tías tiene ojos azules, similares a los del tam­bién actor, con quien en el pasado se le relacionó, ahora expa­reja de Gil.

“Matías es mi hijo y me parece fuera de contexto una especu­lación más que se ha­ce sobre este tema. De mi parte te puedo decir que pienso nunca hacerme una prueba de ADN. Creo que lo primero que debe pasar es excluir a Geraldi­ne y Gabriel de esto porque tie­nen dos hijas y tienen una fami­lia, creo que es un injusto para ellos”, dice molesto el argentino.

La publicación enojó al actor: “Me irrita, me ofende y encima me están faltando el respeto a mí como papá, a Marjorie como madre y sobre todo a Gabriel, a quien respeto como compañe­ro y amigo que es, o sea que aho­ra resulta que todos los niños de ojos azules, son hijos de Gabriel Soto, o sea no mam…”.

Gil no piensa pedir una acla­ración sobre esta información, debido a que considera que esto sólo afecta la vida de su peque­ño, quien ha estado envuelto en una situación bastante compli­cada: “No pienso enojarme más con revistas, páginas web, pe­riódicos por sus rumores. Es­ta situación me ha llevado a ser atacado y lo único que pido es que tengan más cuidado cuando hay un niño de por medio y en el lado de Gabriel hay dos niñas. Lo que sí te puedo decir es que Matías es mi hijo y que el próxi­mo 9 de junio, es el juicio”, rema­ta Julián quien espera el dicta­men del juez sobre la custodia y manutención de su hijo.