PATROCINADO POR: ÓPTICA RAZO

Tiempo después de haberse dado a conocer que Baltazar Fitz Flores fue designado albacea de los bienes de la sucesión de Joan Sebastian, José Manuel Figueroa afirmó que él ha decidido hacerse un lado de todo este proceso legal debido al cambio de actitud de su familia, por lo que prefiere no meterse en problemas con ellos y dejar que el proceso siga su curso un poco alejado de este tema.

Jose Manuel reveló detalles en entrevista para el programa Hoy:

“(acerca del tema) de la sucesión, si me daba un cargo, era demasiado y creaba de alguna forma ciertas fricciones digamos, no pleitos, cambiaron muchas cosas (en la familia) después de la partida de mi padre definitivamente, y mucha gente cambió alrededor”

“Pensaban de una forma u opinaban de una forma y no tuvieron a lo mejor el valor de enfrentar a mi padre y decirle las cosas como ellos lo pensaban en el momento, sin embargo, ahora que ya no está mi padre tienen el valor de actuar de otra forma, entonces preferí yo ‘sabes que, las cosas, confió en la ley, las cosas se van a dar, así te tomen 20 años, 50 años, lo que tenga que ser, lo que tenga que pasar’”.

Refiriéndose al famosísimo rancho en Juliantla, Figueroa afirmó que este no será repartido entre sus otros hermanos pues no forma parte de la herencia que se está llevando en el conocido juicio.

Figueroa detalló la siguente:

“Cuando ellos (mis padres) se divorciaron, estipularon en el divorcio que Juliantla me pertenecía a mí, a Sebastián y a Trigo, mis hermanos, y mi papá no tuvo bronca en eso, estuvo de acuerdo en el divorcio que quedara así, entonces no entra en ese relajo de la sucesión”

En su trayectoria artistica José Manuel se encuentra promocionando su nueva producción discográfica, de la que se desprende el primer sencillo “Tierno pecado”.

razo