Para mantener su figura perfecta y el rostro joven a los 45 años, Jennifer Aniston recurre a una dieta especial donde el único lácteo que consume es la leche materna.

Así lo reveló en el programa Jimmy Kimmel Live, donde la rubia actriz californiana especificó sus hábitos alimenticios para ser forever young.

«Lo bueno de la leche materna es que no te tienes que sentir culpable por beberla, es el único lácteo que está permitido. De hecho, he tomado un poco de la de tu esposa Molly», le dijo a Jimmy Kimmel, durante la entrevista.

«Simplemente es más dulce, es como beber leche de coco», explicó la actriz, quien optó por no referirse a sus planes en cuanto a la maternidad junto a su actual pareja, el actor Justin Theroux, a pesar de los constantes rumores de embarazo que surgen.

ejb