PATROCINADO POR: HOTEL PANORÁMICO
Parácuaro, Michoacán.- Con 78 años de edad, Pablo Aguilera, hermano del fallecido Alberto Aguilera Valadez, Juan Gabriel, confiesa en exclusiva para BASTA!, que sus sobrinos no le hablan porque está pobre.
“Con Iván y sus hijos nos llevábamos bien, pero no me han hablado, no me han saludado. Yo fui para allá y nadie salió a verme; ellos andaban muy inquietos, muy difíciles. A mí no me respetan, como si yo no fuera nada de ellos. No me han hablado desde que eran niños, porque cuando estaban chiquitos no sabían de dinero, y ya nada más empezaron a probar el dinerito y se olividaron de su tío, porque su tío está pobre. Cuando fui a Juárez a ver las cenizas de mi hermano, nadie salió a recibirme. Yo me senté afuera y ahí pasé toda la noche, hasta que se acabó el homenaje y luego ya me fui”.
Pablo comenta que aunque sigue viviendo en la casa de Alberto en Parácuaro, no cree que sus sobrinos tengan el corazón de echarlo.
“Yo sigo viviendo aquí, aunque no me la dejó como tal; pero aquí estoy todavía. No siento que ellos tengan el corazón de decirme que me salga de aquí, porque este lugar y todo lo de aquí de Parácuaro no está endeudado, ellos tienen que sacar por delante todo lo que dejó endeudado mi hermano. Esta casa yo la he estado pagando de todo. Y eso lo saben ellos, porque nunca les he pedido para un recibo de luz o de agua; y soy afortunado porque aquí soy feliz”.
PANORAMICO222