CIUDAD DE MÉXICO.- La finalista de Miss Universo Nueva Zelanda 2018, Amber-Lee Friss, fue encontrada muerta el pasado lunes y su fallecimiento habría sido catalogado como repentino, de acuerdo a la cuenta Miss World News New Zealand.

La modelo neozelandesa de 23 años fue víctima de bullying durante el colegio, y hasta la llegaron a apodar Chimpan por su piel bronceada y forma de ojos. Su muerte se habría registrado el pasado 18 de mayo, de acuerdo al sitio «New York Post». Aunque hasta ahora se ha manejado que la causa de su muerte es desconocida, «The Daily Mail» ha señalado que la causa habría sido suicidio.

El pasado 17 de mayo compartió en su cuenta de Facebook una foto junto a su hermana con la leyenda «El amor de mi vida». Es allí donde le han dejado algunos comentarios lamentando su fallecimiento, pues la imagen fue subida un día antes de su muerte.

«Es con inmensa tristeza reconocemos el repentino fallecimiento de una hermosa y talentosa Wahine Amber-lee Friss. Amber-Lee fue una de nuestras modelos originales para The Talent Three y finalista en 2018 Miss Universe New Zealand».

El CEO de Miss Universe New Zealand se unió a las condolencias y describió a Amber de la siguiente manera:
«Era genuina, honesta, con una energía que pocos poseen. Su corazón estaba en el lugar correcto, la queríamos y respetábamos y estuvimos muy orgullosos de llamarla nuestra amiga después de la competencia».