Una ex empleada de Belinda perdió una demanda que interpuso en contra de la cantante, acusándola de despido injustificado.

Fue la misma Belinda quien publicó que el juez que llevó el caso, determinó que Sandra Sherezada Roldán había contratado testigos falsos para dar testimonio, lo que se tradujo en que no nomás no prosperara su demanda, sino que se le acusara de fraude procesal.

“En un acto de humildad y a pesar del gran daño ocasionado, mi familia y yo le otorgamos nuestro perdón y pedimos una disculpa pública”, fueron parte de las palabras de Belinda, quien no quiere vengarse de Sandra, pero sí que reconozca públicamente que tanto su familia como ella, son inocentes de cualquier delito o abuso en su contra.