La esposa de José José, Sara Salazar, cansada de los ataques contra su hija, Sarita Sosa, sale en su defensa y aclara como se dio el trasladado del Príncipe  de la Canción, desde México al Coral Gables Hospital de Miami, Florida, donde se encuentra recluido.

“Mi hija no raptó, ni se está lucrando con la enfermedad de su padre, como se está especulando. Mucho menos lo está haciendo su esposo Jimmy Ortiz. La decisión de regresar a Miami, la tomó José, voluntariamente y en su sano juicio…hay que respetarlo”.

Salazar añadió, “él  quiso venir para estar a mi lado, que soy su esposa hace 23 años, con su hija, nieta, y demás familiares”.

Sara Salazar adelantó que próximamente junto a Sarita estará en un noticiario de televisión internacional para dejar todo claro.

Con relación al estado de salud de José José, dijo que continúa recuperándose satisfactoriamente.