Uno de los abogados del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán dijo que demandará a por lo menos dos cadenas televisivas de Estados Unidos si transmiten una serie sobre la vida de quien ha sido considerado el mayor capo mexicano en la historia reciente.

El abogado Andrés Granados dijo a la prensa que las cadenas tienen que pagar por los derechos de usar el nombre de su cliente y su apodo de «El Chapo».

El abogado señaló que por el precio justo Guzmán estaría dispuesto a darles algunos detalles para que hicieran un mejor proyecto. «Para hacerlo algo mejor… hasta el señor Guzmán podría aportar más información», dijo.

El capo dio los derechos para contar la historia de su vida a la actriz Kate del Castillo y Granados dijo que ella también podría negociar con las cadenas.

Netflix y Univisión anunciaron el 17 de mayo que coproducirán la serie «El Chapo», que está previsto que salga al aire en 2017.

Un vocero del canal Fusion, de Univisión, dijo que la compañía no tenía comentarios, mientras que Netflix no había respondió de inmediato a una petición de la AP para conocer su posición. «Si ellos lo sacan, inmediatamente van a ser demandados», dijo Granados.

«Ellos necesitan un permiso obligatorio por parte del señor Guzmán, porque él no ha muerto… entonces no es del dominio público», añadió.

El anuncio de la serie utilizó sólo el apodo de «El Chapo» y las cadenas refirieron que está basada en la vida del capo.