Ciudad de México.- La cantante  Dulce confesó haber sido víctima del mal de cada día, la han asaltado en tres ocasiones con pistola en mano y con mucha agresividad.

“Me han asaltado tres veces a punta de pistola, una vez le pusieron el arma a mi hija en la espalda, ella tenía 15 años, me quitaron el reloj en una taquería, frente a todos, mi hija se traumó al grado de no querer vivir en México”, dijo.

Prefiere mantener un perfil lo más bajo posible para reducir el riesgo al mínimo: “No tengo chófer ni guardaespaldas, a veces ellos mismos te ponen, tampoco me gusta que nadie sepa en dónde y con quién estoy, soy muy discreta, y trato de no andar en la calle en la noche, a las seis de la tarde ya estoy en casa”, aseguró.

“La historia del mundo es así, crueldad y sangre, ojalá llegue el momento en que el ser humano aprenda a respetarse, que las autoridades respeten la ley y no caigan en compadrazgos ni tráfico de influencias, y no sólo en México, sino en todo el mundo”, declaró.

Ve un gran problema del sistema de justicia mexicano: “Cómo saben que existe la impunidad y la corrupción, los que se dedican a la delincuencia saben que siempre habrá modo de tranzar y salir libres”, finalizó la cantante y actriz.