Eugenio Derbez pintó de verde, blanco y rojo el Paseo de la Fama en Hollywood, al convertirse en el único actor mexicano vivo en tener dicha condecoración, sitio donde se encuentran las estrellas correspondientes a Dolores del Río, Pedro Infante, Cantinflas y Thalía, quien se hizo acreedora a la estrella por su andar en el mundo musical.

La estrella de Eugenio es la número dos mil 576, y a la develación lo acompañaron sus hijos Vadhir, Aislinn, José Eduardo y Aitana, así como su esposa Alessandra Rosaldo y su hermana Sylvia Eugenia.

“Cada punta de esta estrella es para cada uno de ustedes. Cada vez que la pisen recuerden que también es de ustedes. Sé que no estuve en muchas fechas importantes y no estuve en algún momento en que me necesitaron”, acotó el actor en su discurso.

Eugenio recordó a su madre en este momento tan importante, con la voz entrecortada, agradeciendo también a su público latino.