Miguel Ángel, quien formó parte de la primera generación del reality de canto, ‘La Academia’, fue expulsado del centro comercial Angelópolis en Puebla, cuando 3 mujeres lo acusaron de supuesto acoso en el lugar, por lo que la seguridad de la plaza lo sacó, pese a haberle pedido su celular para comprobar si era culpable de lo que le acusaban.

El cantante denunció los hechos a través de su cuenta de Facebook y comentó, “creo que ya estamos llegando a unos niveles de exageración muy, muy feos, por no decir c*leros porque ya estoy hasta la m*dre de tanta p*ndejada”.

Y comenzó a relatar lo que había sucedido el martes pasado, “acabo de ir a la plaza Angelópolis, fui a comprar este cargador… me vi con un chavillo ahí… lo sentí raro… salgo de la plaza, se había hecho el trato”, comentó bastante molesto por lo que había sucedido.

Todo estaba en orden hasta que siguió viendo que el cargador que acaba de comprar se sentía raro, “me paro afuera de la salida de en medio de la plaza, de aquí de Puebla, en un bote de basura literal que está afuera porque era el único que estaba en la sombra, veo y apunto a este cargador así tal cuál hacia abajo porque ya saben que estoy medio ciego, y trato de leer el (código) QR que tiene aquí”, narró en su video de poco más de 6 minutos de duración.

Y continuó, “estaba tratando de escanearlo sin p*dos cuando se me acercan 2 policías de seguridad de la plaza, que me habían reportado por acoso, acoso a mujeres, y yo dije: ‘¿¡qué!?’ Y me dicen: ‘sí, ¿por favor me podría mostrar su celular? La chica que está aquí enfrente lo acaba de acusar de estarle tomando fotos’ y yo me quedo así de ¿eh? Y le digo: ‘ah sí, sin problema’, porque además si te da tranquilidad a mi no me quita nada (enseñar su celular)”.

Miguel Ángel comentó que la seguridad checó el celular y no encontraron nada de lo que se le estaba acusando, “no encontraron nada, obviamente, solamente fotos de un cargador y de mi familia porque tengo un ch*ngo (de fotos) de mis hijos gracias a Dios, nada de lo que pudiera avergonzarme, me conocen cómo soy y cómo respeto a las mujeres, así que no tengo nada indecente gracias a Dios”, comentó.

El exacadémico comentó también que la seguridad le notificó a la presunta víctima que no había nada en su celular, “me dejaron en paz, sigo yo en mi p*do y se me acerca la chica y me dice: ‘es que me estás acosando’ y le digo: ‘¿perdón? Yo ni siquiera estoy hablándole ni invadiendo su espacio personal’, y me dice: ‘pues aléjate’, entonces regresa el policía y me dice: ‘¿qué no vienen con usted?’ Y le digo: ‘no, discúlpeme no viene conmigo’” y ahí fue el momento en el que corrieron al cantante la plaza comercial, “entonces lo voy a invitar a que se retire de la plaza”, habrían sido las palabras del encargado de seguridad.

Al cuestionarle por qué tendría que abandonar la plaza, Miguel Ángel menciona que la respuesta de la seguridad fue: “sí es que lamentablemente las mujeres tienen la preferencia en todo lugar, o sea usted no tiene derechos”, por lo que posteriormente fue retirado del centro comercial con ayuda de 8 policías.

El exacadémico alega haber tenido la razón en la situación y reprobó lo sucedido, “demostré tener la razón, y esto me parece una m*mada, una falta de respeto de la plaza comercial… y me da tanta tristeza y sí, les dije que ‘qué poca m*dre tenían’ porque en vez de estar haciendo tanto drama de gente que ni al caso, ¿por qué ch*ngados no las invitaron a ellas a retirarse?, ¿por qué a mi, si yo demostré que no estaba haciendo nada?”, expresó.

Además, por el mismo medio, pidió ayuda de un abogado para demandar a la plaza comercial, por lo que según el reportero Marco Antonio Silva, asegura que Miguel Ángel ya interpuso una denuncia ante Derechos Humanos y las autoridades correspondientes contra el centro comercial, por lo sucedido y es que también informó que los encargados de la seguridad de la plaza ya se disculparon con él, por haberlo corrido de esa manera, manejándolo como culpable, cuando existe un video del centro comercial, en el que se puede ver que el cantante nunca se acercó a las presuntas víctimas de acoso de su parte.