Paulina Rubio y Nicolás Vallejo-Nágera, mejor conocido como Colate, sostuvieron un nuevo encontronazo que terminó con la llegada de algunos elementos de seguridad a la casa de la cantante.

Las diferencias entre la ex pareja surgieron luego de que ‘La Chica Dorada’ no le abriera la puerta de su casa a Colate, quien de acuerdo a su versión, acudió al lugar para recoger a su hijo Andrea Nicolás.

Al notar que pasaban los minutos y no obtenía ninguna respuesta después de tocar el timbre, el ahora comentarista de espectáculos optó por llamar a policía, hecho que no le sirvió de mucho, pues la artista y el pequeño nunca salieron de la residencia.

“Es de todos conocidos que tengo muchos problemas, hoy he ido a buscar a mi hijo y he estado una hora y pico y lo de siempre, creo que no soy al único que le pasa, y me he tenido que ir después de una hora y 45 minutos sin mi hijo y ¡es un horror!, sobre todo para los niños”, explicó horas más tarde en su programa Lengüilargos.

Hasta este momento Paulina Rubio no ha dado ninguna explicación al respecto, y por ahora se desconoce si el español podrá reencontrarse con su primogénito en los próximos días.