Carmen Salinas recordó el momento en que intentó quitarse la vida tras vivir un momento similar al que atraviesa Ninel Conde alejada de su hijo Emmanuel.

“Su mamá de Pedro (Plascencia) era a la antigua, puso el grito en el cielo y dijo ‘yo no voy a permitir que casen y hacer el ridículo ya con hijos grandes y te me largas de mi casa, nada más que aquí vas a dejar a la niña’, y dije ‘me voy de su casa, pero a mis hijos no los suelto’, estaba Pedrito chiquito (lo llevaba) de la manita y aquí (en el regazo) a mi niña chiquita a María Eugenita… y me dice… ‘¿pues a ver cómo le haces y te la llevas?’, empecé a desesperarme… porque pensé que me iban a quitar a mi hija”, relató la primera actriz.

Posteriormente, Salinas recordó cómo su ex suegra hizo diferencias con sus hijos y por eso únicamente quería quedarse con María Eugenia. “Me agarró la angustia de que me quitaran a mi hija y que se quedaran con ella, porque hasta dijo la mamá de Pedro ‘ese niño está igual de prieto que tú’, o sea Pedrito, ‘ese ni ha de ser (hijo) de Pedro… la niña si es blanca, es como nosotros y aquí la vas a dejar y no voy a dejar que te la lleves’”.

Este hecho hizo que Doña Carmelita se viera sin salida y prefiriera atentar contra su vida. “Por un hijo uno da la vida, y saben qué hice, me fui a buscar las tijeras, me las quería enterrar así (en el corazón), para acabar con mi vida… entonces tenía una navaja de un solo filo y traía a mi niña aquí (cargándola)… y me corté las venas con mi hija (en brazos)”.

Mostrando la marca de ese difícil momento, Carmen Salinas asegura que no se arrepiente de su decisión de acabar con su vida, pues por un hijo haría todo, subrayando que por un hombre jamás lo haría.

Finalmente, Salinas mostró su empatía con Ninel Conde y le aconsejó acudir con distintas autoridades mexicanas para solucionar su caso.