Azalia Ojeda reapareció públicamente en el programa Ventaneando, luego de ser señalada de intentar cobrar un cheque que había sido reportado como robado por la cantidad de 350 mil pesos.

Defendiéndose de las acusaciones en su contra, la ex participante del reality Big Brother explicó: “yo nunca fui arrestada ni detenida, a mi me pagaron un cheque por una cantidad de un negocio que yo había hecho que al final no cumplieron y entonces después de tanto tiempo, porque yo esta cantidad la di desde el 17 de diciembre, pues al ver que no cumplían le dije que no quería tener problemas, que me devolvieran mi dinero”.

Posteriormente, Ojeda narró los hechos que se suscitaron minutos antes de su detención. “Tranquila llego al banco y le digo vengo a cambiar el cheque y le doy mi identificación, después como de 40 minutos yo me acerco con la gerente del banco y le digo que por qué no me cambian mi cheque y me dice ‘es que estamos teniendo problemas con su cheque, deme unos minutos, siéntese’, y como a los 10 minutos entra una policía muy amable. Quiero hacer una pausa, se me hace muy raro, y yo creo por eso que a mí me pusieron un cuatro… ¿cómo puede ser que yo no he cobrado el cheque y ya hay alguien que te está grabando? …”, quiere decir que ya me habían puesto un cuatro, quiero pensar que es de la persona la que me está haciendo el fraude y no me quiere pagar”.

Luego de que la policía le notificó que el cheque estaba reportado como robado, Azalia aseguró que siempre estuvo en colaboración con las autoridades pues ella también estaba siendo víctima de fraude y ahí fue donde le pidieron que acudiera al Ministerio Público a rendir su declaración. “A mí nunca me detuvieron, nunca me tuvieron detenida, nunca me pusieron esposas, nunca me subieron a una patrulla”, puntualizó.

Al respecto de la imagen que se filtró en redes sociales, Ojeda dijo: “yo no estoy fichada, y lo pueden investigar, yo llegué y antes de tomarme mi declaración me dijeron que me tenían que tomar una fotografía para identificarme como la persona que entregué mi INE, pero nunca me ficharon porque yo no tenía delito para ser fichada”.

Tras comentar que estuvo 30 horas incomunicada y sin hablar con su abogado, Azalia dijo que se encuentra trabajando con su defensa para interponer una demanda contra la persona que la puso en esa situación, y al borde del llanto comentó:

“A la gente le es muy fácil juzgar, y está en todo su derecho, pero… sí me gustaría mucho que pensaran que soy una mamá soltera que lo único que está haciendo es trabajar para sacar adelante a su hija, por lo mejor que yo pueda, o sea, no soy delincuente, no soy ratera”.