Armando Manzanero era un hombre muy organizado, por lo que dejó en regla su testamento y todo su legado musical, según declaró su hija mayor María Elena Manzanero.

“Todo lo dejó muy bien organizado, además él dijo que todo se tenía que dejar en vida, a todos nos dio en vida todo lo que necesitábamos, nos compartió el amor por la vida y su vida, que fue lo mejor, fue un padre excepcional”, comentó.

“En cuanto a las regalías de sus más de 600 canciones, seguro también las tomó en cuenta para el testamento, todo estará en orden y correcto seguramente” dijo la hija del compositor, quien también reveló que Manzanero dejó inconclusos algunos proyectos, como un dueto con Sebastián Yatra, con quien se había reunido recientemente, con el afán del cantautor de apoyar y colaborar con artistas jóvenes.

María Elena Manzanero también dijo que se cumplió la última voluntad de su padre, quien pidió ser cremado y que sus restos permanecieran junto a su esposa Laura en su casa de Mérida, Yucatán.