Después de que hace unos días aparecieran en Cancún dos nuevas hijas de Juan Gabriel, las gemelas Aldonza y Alberta, ahora resulta que hay un joven limeño de nombre Julius Ortega, que asegura ser hijo del intérprete de Amor Eterno.

El muchacho afirma que Juan Gabriel conoció a su mamá en la CDMX hace algunos años, ya que su madre se dedicaba al arte y viajaba mucho a México. Fue en ese entonces que la señora quedó embarazada. Al parecer Juanga siempre supo de su hijo peruano, pero nunca salió la información a la luz pública. Julius también es un artista, pues se dedica a pintar, al canto y a realizar exposiciones con sus cuadros por varios países de Centroamérica.

Lo sorprendente del caso es que el examante de Juanga, el cantante español Jas Devael, lo contactó vía redes sociales para invitarlo a venir a México, y no solo eso, le ofreció su casa y su cama.

Sin embargo, Julius, como todo un caballero, le agradeció la atención a Jas vía menaje privado y tajante le comentó que no estaba nada bien que lo estuviera invitando a su casa, tomando en cuenta de que el músico presuntamente es su padre y eso causaría mucha polémica.

Pero Jas insistente le dijo a Julius que no tenía nada de malo que se vieran, además de que a Jas el limeño le parecía muy guapo y talentoso. Durante la conversación escrita, Jas le dijo a Julius que estaba convencido de que él era hijo del famoso compositor. “Bueno… gracias por responderme, quería que sepas que Alberto en algún momento me contó que sí tuvo un hijo en Perú”, le dijo Jas a Julius en la red social.

Recordemos que Jas y Juan Gabriel se conocieron en Torremolimos, España, cuando Isabel Pantoja hizo una fiesta en honor del Divo de Juárez. El flechazo fue inmediato entre ellos, así que Juan Gabriel se trajo a Jas a vivir a México, porque según el intérprete de Vienes o voy le iba a producir su disco. Pasó el tiempo y Juan Gabriel nunca le hizo la producción a Jas, cosa que desencadenó que éste, furioso, le pusiera el cuerno a Juanga en su casa de Cancún.

Tras separarse de Juan Gabriel, Jas corrió inmediatamente a casarse con su nueva pareja; este acto fue tan doloroso para Juan Gabriel, que El Divo de Juárez jamás perdonó a Jas por su traición.