Alfredo Adame sigue dando fuertes declaraciones en contra de su hijo Diego, y luego de contar las diferencias que mantiene con su primogénito, ahora ha dado a conocer que decidió dejarlo fuera de su testamento.

“Con Diego fui el mejor padre, el mejor proveedor, fui su mejor amigo, fui su compañero de hobbies, a Diego le di la vida, le di amor, cariño, respeto, cuando vino lo del divorcio, bueno él desde los 17 años empezó de rebelde, a querer tomar el papel de padre de familia y la cabeza de familia, entonces de repente teníamos enfrentamientos por tonterías donde él quería demostrar que él mandaba en esta casa, y empecé a tener ciertos problemas, la mamá se lo estuvo trabajando, es una mujer perversa, malvada, es una mujer de muy bajos escrúpulos, que viene de una familia sucia, cochina”, explicó Adame sobre sus diferencias con Diego.

Acto seguido, el conductor contó en entrevista para el programa ‘Todo para la Mujer’ que luego de una confrontación con su hijo decidió correrlo de su casa y, manifestando que el joven ya se “salió de sus cariños y sus afectos”, confesó:

“No está (en mi testamento), no está, ya está repartido, yo ya no soy dueño de nada, ya está repartido, mi herencia ya está dada en vida a mis hijos, nadie sabe que le toca a nadie, ya está repartida, y te voy a decir que en esta casa yo nada más soy dueño de mis calzones, todo lo mío y lo que logré hacer, los bienes y lo que tengo, muebles y lo que tenga de dinero en el banco eso ya está repartido y Diego no está incluido”.

De esta manera, Alfredo Adame sigue manteniendo su palabra con respecto a que ahora solo quiere a sus otros hijos: Vanessa, Sebastián y Alejandro.