Alejandra Guzmán sigue negándose a hablar públicamente del problema legal que enfrenta con Frida Sofía, a pesar de que la joven la denunció ante las autoridades por los delitos de abuso sexual, violencia familiar y corrupción de menores.

En la entrevista ofrecida al programa Sale el Sol, la rockera fue cuestionada sobre la polémica que mantiene con su única hija, a lo que inmediatamente dijo:

“No quiero decir nada en ese aspecto. Estoy madurando, estoy meditando mucho, estoy haciendo cosas para mí, estoy cuidándome y amándome como nunca, y creo que me estoy acercando más a mi espiritualidad, a mi paz, creo que eso es lo más importante, he vivido siempre muy acelerada”.

Por otra parte, la hija de Enrique Guzmán y Silvia Pinal manifestó que fue un reto volver a la actuación luego de 29 años de no hacerlo, por lo que está muy feliz con su incursión en la segunda temporada de la serie “El juego de las llaves”, misma en la que aparecerá como Dios la trajo al mundo.

“Es mi primer desnudo en la vida, a mis 53 años, y déjame decirte que fue difícil… ahí con todo y cicatrices, pero estoy orgullosa de mi cuerpo y estoy orgullosa de las marcas en mi cuerpo y de mis conquistas en la vida, entonces, lo difícil fue dejar de pensar en eso, y hubo un momento en el que dije ‘¡ya suéltate mi Ale!’”.

Finalmente, Alejandra manifestó que se encuentra alistando todos los detalles para el concierto vía streaming que ofrecerá el próximo 3 de julio a las 9 de la noche, por lo que en este momento esa es su mayor prioridad.