Una publicación reveló la conversación en la que la Reina de Corazones se sinceró y confesó lo triste que fue para ella vivir este tipo de violencia en su casa.

«Nunca olvidaré que la vi con sus ojitos morados por los golpes de mi papá”, contó La Guzmán.

Asimismo, la artista reveló que tuvo que conversar del tema con su famosa madre, pues es algo que contará en el proyecto que prepara junto con Sony Pictures.

«Doy gracias a la vida, porque no cualquiera platica con mi mamá lo que platiqué yo. Tuve esto en mi mente, que no me puedo quitar, y tengo que platicarlo… Igual y ella nunca se acordó de esto y no se dio cuenta”, explicó la cantante.

Finalmente, Alejandra subrayó que más que aprovecharse del auge de las bioseries y de que otros artistas cuenten su verdad a medias, ella desea sincerarse con sus seguidores y contar fielmente lo que ha pasado en su vida.

«Es muy triste, wey, pero a veces la gente se aprovecha de todo esto. Yo sí quiero contar mi historia. Pero pu&% ma%$&… imagínate lo que yo puedo llegar a decir”, declaró.