La primera vez que Juan José Origel, conductor de Con Permiso, recibió la vacuna contra el COVID-19, en Miami, diversos medios internacionales lo calificaron como un acto «egoísta». Ron DeSantis, gobernador de Florida, lamentó que ciudadanos extranjeros recurran al ‘turismo de vacunas’.

Haciendo caso omiso a las posibles sanciones (como que le retirarían la visa) y críticas, ‘Pepillo’ volvió a Estados Unidos para recibir la segunda dosis. Tras recibirla y tomarse una serie de fotos sin cubrebocas, escribió una serie de mensajes dirigidos a sus detractores: «¿seguirán ladrando?» y «qué bien me la paso en Miami».

Reporteros de Telemundo le mostraron al alcalde de Miami, Francis Suárez, las publicaciones hechas por el exconductor de Ventaneando, en Instagram y Twitter. A lo que el político respondió molesto y adelantó que habría sanciones para ‘Pepillo’.

Es una gran falta de respeto el hecho de que gente venga desde fuera, se burlan de nosotros, se ponen enfrente de la línea (de vacunación) y eso es algo que insulta a los residentes de nuestra comunidad», expresó Francis Suárez.

Francis Suárez no descartó que exista una posible multa contra Juan José Origel, por burlar la normatividad existente en el Estado de Florida. Aseguró que cada puesto de vacunación debe exigir un documento que acredité la residencia.

Cualquier castigo bajo la ley se debe implementar lo más severo posible», enfatizó el alcalde de Miami.

Para empezar se investigará en qué puesto de vacunación se inmunizó Pepillo’, con el hecho de imponerle una sanción a los responsables. Hasta ahora no se ha especificado cuáles serían las multas que recibiría el expresentador de La Oreja.

El Departamento de Salud de Florida aseguró que las personas no residentes que se vacunaron antes del 21 de enero, son elegibles para recibir la segunda dosis… lo cual tampoco es la situación del conductor, quien recibió la primera dosis el 23 de enero.

‘Pepillo’, quien tiene 73 años, ya regresó a la Ciudad de México, donde no quiso dar opiniones sobre la vacunación por parte de las autoridades mexicanas. Flor Rubio y Horacio Villalobos consideraron que Origel está mostrando su lado más «soberbio».