William Shakespeare, el autor de obras clásicas como “Otelo” y “Sueño de una noche de verano” murió hace 405 años, el 23 de abril de 1616 (en el calendario juliano) pero además en honor a él y a Miguel de Cervantes Saavedra (“El Quijote de la mancha”) es que cada 23 de abril se celebra el Día internacional del libro pues ambos murieron en la misma fecha.

La obra de Shakespeare se puede recordar más allá del papel y el teatro: también ha estado presente en el cine en películas de las que muchas veces no sabríamos que encontraron su inspiración en él.

Una de ellas es el clásico de Disney “El rey león” (“1994”) cuya premisa es similar a la de “Hamlet”. La obra del escritor, ambientada en Dinamarca, transcurre después de que el rey Hamlet es asesinado por su hermano Claudio y su fantasma pide a su hijo (Hamlet) que vengue su muerte… justo como en el filme animado con Scar matando a Mufasa y Simba volviendo al reino después de años para reclamar lo que es suyo.

Shakespeare también ha llegado a los musicales como lo hizo en la puesta en escena “Amor sin barreras” (1957) y que también llegó a la pantalla en 1961.

La cinta que a muchos nos hizo enamorarnos de Heath Ledger, “Diez cosas que odio de ti”, es una adaptación libre de “La fierecilla domada”.

En el caso de la obra de Shakespeare sigue a Catalina Minola, quien es experta en ahuyentar a cuanto hombre intente acercarse a ella. El conflicto se da porque su padre, Bautista Minola, no piensa en dar en matrimonio a su hija menor (Blanca) hasta que no se case la mayor. Esto sucede en la película aunque en realidad aquí el tema no llega al punto del matrimonio sino que el padre de las protagonistas no deja salir a la más pequeña si no sale la otra.

Tanto en el filme como en la obra de Shakespeare llega un joven (Petruchio en el texto y Patrick en la cinta) que acepta acercarse a Catalina o Katarina (en la película).

Las historias de gemelos que viven separados hasta que los azares de la vida los unen no nació con “Juego de gemelas” mi mucho menos.

Shakespeare escribió “La comedia de las equivocaciones” entre el 1591 y 1592 en la que sigue a un par de gemelos y su par de sirvientes (también gemelos) que se separan en su infancia y años después se vuelven a encontrar.

La obra a su vez se basa en “Los gemelos” de Plauto y ha llegado al cine por ejemplo en la cinta de 1988 “Sopa de gemelas” en la que las gemelas idénticas, Sadie Shelton (Bette Midler) y Rose Shelton (Lily Tomlin) se encuentran con sus iguales: Rose Ratliff (Tomlin) y Sadie Ratliff (Midler).