Un diente y fragmentos de hueso encontrados en una cueva en Bulgaria revelaron la existencia del Homo sapiens más antiguo de Europa conocido hasta el momento, de acuerdo con un estudio publicado esta semana por un equipo de investigadores internacionales.

Según el análisis de los vestigios encontrados en la cueva de Bacho Kiro, en el norte de Bulgaria, la presencia en el continente europeo del Homo sapiens -también denominado hombre moderno- dataría de hace 45.000 años, describen dos artículos aparecidos en las revistas Nature y Nature Ecology and Evolution.

“Se trata del período de la primera llegada de Homo Sapiens a territorio europeo desde Oriente Medio y de su cohabitación con los Neandertales que duró entre 5.000 y 10.000 años”, explicó a la AFP Nikolay Sirakov, uno de los responsables de las excavaciones y profesor del Instituto de Arqueología de la Academia Búlgara de Ciencias.