El aclamado director de cine Guillermo del Toro propuso ante diputados federales mantener la protección legal del cine mexicano y continuar con los estímulos a esta industria e incrementarla para lograr su autonomía, además propuso legislar para el futuro, replanteando la distribución del peso en taquilla.

A su vez, el actor y productor Gael García subrayó que no buscan conseguir más dinero; sino que el gobierno pueda conseguir el apoyo legal para que la industria sea sustentable a través de una distribución en taquilla más equitativa.

El actor de El Crimen del Padre Amaro indicó que hay una duplicidad en fondos para que garantizar que los apoyos lleguen a todos los creados del país y no solo para los que se encuentran en la zona centro.

En reunión virtual para discutir las propuestas de la permanencia del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (FIDECINE) con diputados federales los creadores subrayaron que es necesario dotar a la industria de mayores apoyos legales a la industria para que sea sostenible.

El creador de “La Forma del Agua” dijo que es necesario proteger al cine mexicano, porque es un arte que ha dado resultados y permite un reencuentro con nuestra gente y no podemos permitir la remoción del FIdecine, lo cual pondría a México vulnerable de la cultura transnacional.

Del Toro señaló que la industria del cine nacional es cuestión de identidad y recordó que durante décadas el cine mexicano fue abandonado y, particularmente con la entrada del Tratado de Libre Comercio se le dieron facultades ventajosas a la competencia, lo cual hundió más a la industria nacional.

“Los logros que ha tenido (el cine nacional) en los últimos 10 años, 20 años, han sido extraordinarios, ha venido una completa transformación”, y subrayó que el cine en México “es una cultura que se desprotegió a la hora de hacer el Tratado de Libre Comercio en el pasado”, indicó.

Por ello, señaló que la industria requiere de apoyo legal como en otros países y planteó analizar: la distribución del peso en taquilla, la protección del tiempo de obras nacionales en pantalla, las cuales expuso, son cosas que permitirían sustentabilidad, si estuvieran protegidas, dijo el autor de “Cronos”.

Por ello, enfatizó que lo ideal en este momento es que se mantenga el FIDECINE como figura de apoyo al cine.

Concluyó que quitar los apoyos al cine no solo es quitarle la memoria y la palabra a nuestro país, sino cerrar una expresión que no tiene paralelo.