En México cada 23 de mayo se celebra el Día del Estudiante, una fecha con la que se recuerda a aquellos estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que fueron agredidos en 1929 durante una protesta.

En tierras aztecas fue en 1929 cuando un grupo de estudiantes de la UNAM se pusieron en huelga en favor de la autonomía universitaria.

En aquel entonces, 14 dependencias conformaban a la Universidad Nacional: Las facultades de Derecho y Ciencias Sociales, Odontología, Ingeniería, Filosofía y Letras, Facultad para Graduados Escuela normal superior, Química y Farmacia, además de la Escuela Nacional Preparatoria, Escuela Nacional de Bellas Artes, el Conservatorio Nacional, la Escuela Superior de Administración Pública, la Escuela de Escultura y Talla Directa, la Escuela de Educación Física y la de Experimentación Pedagógica ‘Gelación Gómez’.

Eran 8,154 alumnos inscritos en ese entonces en la Universidad, por lo que se organizaron dentro de una federación para crear conciencia de grupo entre alumnos y demandar algunas reformas en la institución.

Autoridades universitarias decidieron hacer dos cambios con los que los jóvenes no estaban de acuerdo: aumentar un año la educación preparatoria y cambiar los exámenes profesionales en la Facultad de Derecho.

En varios países este dia se celebra en diferentes fechas, por ejemplo, Argentina lo festeja el 21 de septiembre, en Chile el 11 de mayo y en Colombia se le dedica dos días: 8 y 9 de junio.