Hace años eran las chapas, las canicas y los cromos. Luego, esos clásicos pasatiempos infantiles empezaron a evolucionar en extraños y entretenidos objetos hasta llegar al que es hoy el juguete de moda: el‘Fidget Spinner’. Pero este utensilio giratorio no es sólo para ocio, sino que fue creado originalmente para ayudar a personas con déficit de atención y autismo. El considerado como “nueva peonza desestresante” se vende a mansalva y casi ya no hay niño que no lo tenga. Sin embargo, si se utiliza de manera incorrecta podría llegar a ser peligroso para los niños.

Desde su irrupción en el mercado, se han registrado casos de asfixia en menores que se habían tragado una de las tres pequeñas piezas que forman los ‘Spinners’. Como es el caso de Kelly Rose, la menor de Texas que tuvo que ser operada de urgencia y cuya madre denunció por Facebook los peligros de esta nueva moda. No obstante, lo que realmente ha hecho que diversos supermercados ingleses retirasen el producto de sus tiendas, no tiene tanto que ver tanto con el tamaño como con su composición.

(Dos niños de ocho años haciendo girar un ‘spinner’ Jewel Samad / AFP)

Se trata en concreto de aquellos ‘Fidget Spinners’ que llevan luces Led. Y es que, según han informado las autoridades de las ciudades inglesas de Bath y Somerset, las baterías que hacen que el objeto se ilumine al girar están hechas de litio, por lo que, si se ingieren no sólo podrían causar asfixia sino también hemorragias internas.

Pero vetar del todo al nuevo rey de los patios, las aulas y los parques no parece la solución. Por el contrario, diversas instituciones han pedido que la edad mínima recomendada para su utilización sea superior a los tres años (que es la actual). También reclaman que el juguete lleve una etiqueta que indique los posibles peligros ya que ahora no la tiene. En algunas escuelas, en cambio, se ha optado por retirarlos. Y no sólo para evitar riesgos, sino para que los niños no se distraigan.

Fidget spinner con luces Led
Fidget spinner con luces Led (iStockphoto)