Hacer un ahorro para el retiro es responsabilidad de cada uno, sin embargo, datos de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) indican que solo 2 personas de entre 18 y 40 años hacen ahorros por cuenta propia para su vejez.

El problema es que crearse una disciplina de ahorro puede resultar complicado o tedioso para una persona o simplemente se puede olvidar. Una buena forma de ahorrar sin que resulte pesado es hacerlo de manera automática desde tu cuenta de banco. Para eso hay que domiciliar.

Cuando se domicilia un pago, la persona se olvida de trámites y fechas límites de pago, es por eso que conviene hacer domiciliación de varios servicios, por ejemplo, pagos básicos como el teléfono.

Domiciliar tu Afore

El gobierno de México ha dado varias opciones para que se hagan ahorros voluntarios, y aunque que han tenido poco éxito, existen algunos interesantes como la posibilidad que da la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en la que se pueden hacer aportaciones que van desde los 100 pesos.

La herramienta de la Consar para domiciliar tu Afore permite a los trabajadores hacer aportaciones desde 100 hasta 50 mil pesos con la periodicidad que deseen.

Otra ventaja es que estas aportaciones se pueden modificar en cualquier momento. Por ejemplo, el monto puede ser menor o mayor cuando el trabajador lo decida o detener aportaciones si así requiere.

Para hacerlo, la Consar pide los siguientes documentos:

Cuenta Afore
Llenar solicitud
CURP
Cuenta bancaria

En esta liga encontrarás el formulario de e-SAR para domiciliar.

Una vez que una personas se haya inscrito a esta herramienta, recibirá un mail de confirmación. Después la Afore se pondrá en contacto para verificar la identidad del solicitante.

Algunas ventajas que existen en domiciliar tu Afore, de acuerdo con la Consar, son:

Mejores rendimiento que en instituciones bancarias
Disponibilidad de recursos cada 2 o 6 meses
Son deducibles de impuestos

Esta sería una forma sencilla y obligatoria de hacerse de una ahorro para el futuro, pero si aún no te has decidido, acá te decimos cómo puedes ver cuánto dinero tienes en tu Afore. Quizá haciendo cuentas te decidas a empezar a ahorrar para que tu «yo» del futuro viva tranquilo.