Roberto Gómez Bolaños, el famoso “Chespirito”, ahora está viviendo en Cancún, Quintana Roo, según lo reveló su propio hijo Roberto Gómez Fernández.

El productor declaró que gracias a las condiciones del lugar, su padre se encuentra mucho mejor físicamente, ya que al nivel del mar su padre puede respirar y moverse con más facilidad, pues la altura de la Ciudad de México, era un inconveniente para su edad y sus padecimientos.

Recientemente el propio Chespirito reveló que su salud está muy deteriorada, y que no puede caminar ni escuchar casi nada, y que “le duele mucho” no poder ir al teatro.