Belinda podría enfrentar una demanda por subarrendar la casa en la que vive.

El propietario de la casa, ubicada en el Pedregal de San Ángel, al sur de la Ciudad de México, ya ha pedido al padre de la actriz le sean pagados los $100 mil que una empresa de cosméticos pagó por filmar unos comerciales en la casa; además, ha advertido que si se vuelve a repetir la situación, el contrato de arrendamiento será rescindido.

Si el arrendador no recibe una respuesta satisfactoria en los próximos días podría iniciar un juicio civil en contra de la cantante.