En una columna en el “New York Times”, Jolie escribió que se sometió a la operación tras establecerse que ella posee un gen defectuoso que acrecentaba su riesgo de desarrollar cáncer de ovarios o de seno.
La actriz de 37 años, que es uno de los rostros más conocidos de Hollywood y pareja de Brad Pitt, explicó que fue debido a la presencia de este gen, conocido como BRCA1, los médicos estimaban que tenía un 87% de riesgo de desarrollar un cáncer de mamas y un 50% de padecer un cáncer de ovarios.
Tras la operación su riesgo de cáncer de seno se redujo a 5%. La madre de Jolie murió de cáncer a los 56 años, recordó la actriz en el texto.
“Cuando supe que estaba en esta situación opté por comportarme en forma proactiva para minimizar el riesgo en la medida que fuera posible. Por eso decidí someterme a una doble mastectomía preventiva”, anotó.