A la cantante y compositora Ana Gabriel no le interesan los rumores que desde hace tiempo se escuchan sobre su orientación sexual, ya que nunca se ha casado, y no se le conoce alguna relación con ningún hombre.

Ana, muy segura de sí misma declaró: “Desde niña supe que casarme no era mi destino, me gusta demasiado mi libertad, no me hace falta nadie en mi cama, soy demasiado idealista para soportar a alguien a mi lado”.

La cantautora dice que su único compromiso es con su carrera y comenta:”Me casé con mi carrera y con mi público, me gusta demasiado el éxito, amo hacer lo que hago y eso llena mi vida, definitivamente yo no me siento sola”, concluyó.