Una opción para un lunch saludable, es una o dos piezas de tuna. Te ahorras calorías y cuidas tu salud gracias a los antioxidantes que contiene

«Me he de comer esa tuna, aunque me espine la mano», dice el refrán. No es necesario que te espines, pero sí que te la comas. La tuna es una excelente colación de media mañana o tarde porque es baja en azúcar y es fácil de preparar. Además, nos ofrece muchos beneficios del nopal con un sabor más dulce; ideal para un postre light o para complementar eldesayuno. Te compartimos cuatro razones para incluirla en tu dieta.

Contiene antioxidantes. Esto quiere decir que protege tus células de radicales libres. De ahí que algunos expertos le atribuyan propiedades anti cancerígenas.

Es baja en calorías. Dependiendo el tamaño, cada tuna aporta alrededor de 45 calorías. Menos que una barrita energética y te dará mayor sensación de saciedad.

Es buena para la diabetes. Gracias a la fibra dietética que contiene, disminuye los niveles de glucosa en la sangre. Sólo recuerda que ningún alimento o medicamente sustituyen al médico y el nutriólogo.

Regula la digestión y tiene efectos diuréticos, lo cual a su vez favorece la función de los riñones.

Porción ideal: una o dos, dependiendo el tamaño de la pieza.

Temporada: ¡el verano! De junio a septiembre.

Tip: consúmela en rodajas, sólo cuidado al picarla porque te puedes espinar. También puedes tomarla en jugo, pero procura no agregar azúcar.