Por: Dr. Héctor M. Cappello y Dr. Jorge A. Lera

Hoy me permitiré reproducir en la columna ‘Opinión Económica’, los primeros resultados obtenidos por investigadores de la UAT, UNAM Y UTA, liderados por el Dr. Cappello, con avances de revisión de las cuestionadas estadísticas proporcionadas cada tarde por la Subsecretaría de Salud del país, a manera de dar una mejor cobertura de la realidad de este fenómeno de salud pública, que ha afectado la salud tanto de mexicanos y norteamericanos, así como impactado en la economía de ambos países.

Entendiendo que el coronavirus es un virus que llegó para quedarse por mucho tiempo, hasta que se pruebe la vacuna universal. Además, que no conoce de fronteras, razas y niveles sociales, y que desde mayo pasó a ser el centro de la pandemia desde Europa a América.

Este trabajo interdisciplinario y binacional, nació con la idea de trabajar datos entre México y los Estados Unidos. En principio, por medio de una alianza interinstitucional coordinada por el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Regionales (CeMIR) de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) y el Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por la parte mexicana; así como, el Departamento de Estudios México Americanos y Latinos de la Universidad de Texas en Austin (UTA), Estados Unidos.

A continuación se reproducen los primeros datos obtenidos en el modelo citado, aclarando que se trata de un primer esbozo, por ahora de la parte de datos mexicanos. En otra etapa, se indagará de datos regionales y municipales, tanto de la frontera de México, como de la frontera común con Texas.

Una hipótesis principal, es probar el impacto binacional entre ambas fronteras, que por razones de movilidad comercial y laboral, ha venido incrementando los casos de contagios entre Tamaulipas y Texas.

INTRODUCCIÓN:

Utilizando un modelo casuístico de simulación, por medio de la matriz «FODA», analizamos los datos de los 4 útimos meses de 122 países, para calcular los errores más aproximados de las cantidades obtenidas de dos variables: número de infectados y número de decesos.

Encontramos para México un error para el primero de los casos de 16% (infectados) y para el segundo de 9% (decesos), esto nos diría que en promedio ha habido 234 mil infectados y 42 mil 120 decesos, con un nivel de significancia de 0.06 y de confiabilidad de 0.93.

Con esto, se llega a una primer conclusión que cerca del 18% de los infectados mueren.

Por otra parte, si la tendencia sigue con estos mismos parámetros, habrá que esperar un incremento de 16% de infectados, y 9% de decesos por día/semana/mes.

Por ejemplo, si hoy tuvimos 185 mil 122 casos, mañana tendremos
214 mil 741 casos infectados, y 24 mil 616 decesos a nivel nacional manteniendo el error de procedimiento que utilizan en la Secretaría de Salud Federal para contabilizar la pandemia (datos registrados al corte del 20 de junio de 2020).

Con los datos ajustados en nuestro modelo, en realidad podríamos tener 271 mil 440 infectados y 45 mil 012 decesos en todo el país.

Estos cálculos fueron realizados contabilizando los datos de ayer de 122 países (20 de junio).

Cada dato es un varianza de la mediana mundial, dándole peso diferencial por continentes geográficos. Se infiere en el modelo que existe un mayor error de estimación en América y Asia Arábiga y África, respecto a los datos del Continente Europeo y Asia central.

Así que con esta tendencia, esperamos que cambie el comportamiento entre septiembre y octubre del 2020.

Seguramente para noviembre del 2020 a enero del 2021, tendremos ya la medicina para el tratamiento eficaz y la vacuna para combatir al COVID 19.

En próximas publicaciones, se estará informando los nuevos cálculos regionales…

Atentamente,

Dr. Héctor M. Cappello
Director del CeMIR de la
Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Dr. Jorge A. Lera
Integrante Cuerpo Académico ‘Bienestar Económico y Social’ (CABiES) UAT