Este viernes 15, como ya se a hecho costumbre, se reunieron en Morelia siete estados de la República, de diferentes corrientes políticas, unidos por una causa común: avanzar en coordinación para vencer la crisis económica, social y sanitaria resultado de la pandemia del Coronavirus.

No obstante que físicamente se reunieron estos siete gobiernos, trasciende que otros diez coinciden con los planteamientos que desde marzo vienen fungiendo los estados promotores de esta nueva forma de «hacer región».

Sabemos que los gobernadores de los estados vecinos del noreste: Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, son los iniciadores de este movimiento soberano, que nació para participar de forma interestatal, en una atención integral, consensuada, sectorizada y sobre todo, con respeto a la autonomía que brinda el llamado ‘Pacto Federal y Fiscal’.

Es menester que en México, las distintas fuerzas políticas centrales y regionales, presenten los llamados pesos y contrapesos que nos exige, el ejercicio democrático de la gobernabilidad y buen gobierno.

No son tiempos de ser gobernados por la voluntad de un solo hombre, que navega sin el acompañamiento de un equipo sólido e inteligente, que a diario presenta traspiés que ponen en peligro a la salud pública, la salud económica y la seguridad nacional.

Por lo dicho, es bienvenido este movimiento regionalista que no pretende sin duda, apartarse del pacto federal, pero que si busca que las entidades sean escuchadas y tomadas en cuenta, como lo marca la Constitución mexicana en bien no de los gobernantes, sino de los gobernados. Sin olvidar que los poderes fueron seleccionados y electos por la soberanía popular, para servirla y no para servirse. No vale ningún discurso que se ampare que trabajan para y por los pobres, mientras en Coneval reconoció esta semana, que la pandemia económica y sanitaria traerá en consecuencia que en México tendremos 10 millones de nuevos pobres. Más aún al saber, que para provocar más pobreza, estos grupos saldrán de las filas de las clases medias. Siendo estas la fuerza de toda democracia moderna, al constituirse de profesionistas, intelectuales y empresarios.

Para conocer los cinco acuerdos alcanzados por esta reunión de Morelia, a continuación cito los mismos que fueron redactados por el gobernador Silvano Aureoles (Michoacán):

Morelia, Michoacán a 15 de mayo de 2020, acuerdos de la reunión entre los gobernadores de Coahuila, Colima, Durango, Michoacán, Nuevo León, Jalisco y Tamaulipas.

[…] Los estados acordamos trabajar sobre una agenda de salud, reactivación económica y atención a la pobreza que se hará pública el día de mañana en las respectivas entidades y para llevarla a cabo se conformarán grupos de trabajo que serán dirigidos por un gobernador sobre los siguientes ejes.

Construcción de la nueva normalidad en medio de la pandemia activa, reactivación económica por etapas y prioridades, protección prioritaria a grupos vulnerables y viabilidad financiera de nuestros estados.

Ésta es la agenda signada por los gobernadores, son la base sobre la que habremos de estar trabajando en los próximos días semanas y meses.

Segundo, los estados adoptamos un protocolo general de salud y de reactivación económica que se ha realizado entre las secretarías y sus titulares de Salud y de Economía de los estados, bajo el principio de continuar fortaleciendo el sector salud.

Al mismo tiempo de la reapertura social y económica del cual contempla una reapertura gradual en función de la capacidad hospitalaria, la aplicación de protocolos sanitarios por sector de actividad económica, así como la coordinación entre Estados para la apertura sincronizada de sectores con cadenas de valor compartidas, siempre bajo la supervisión permanente de las autoridades de salud y de economía de cada estado.

Siempre considerando la responsabilidad con la salud y la vida de las y los ciudadanos.

Los protocolos por sector serán dados a conocer, aquí les compartiremos en un momento más la gráfica de cómo quedaría la ruta trazada.

Hago énfasis en un tema que los compañeros gobernadores hicieron mucho énfasis, comentar la propuesta del gobernador Jaime Rodríguez de que por encima de cualquier otro criterio, por encima de cualquier prioridad está la salud, es la que regirá todas las decisiones que vayamos tomando los próximos días.

Tercero. Los estados acordamos por el bien superior de los ciudadanos de estas entidades, que en conjunto suman casi 30 millones de personas, no iniciar clases presenciales durante el presente ciclo escolar y concluirlo desde los hogares.

Y en los casos donde no haya condiciones de conectividad a internet, o herramientas virtuales, se buscará la implementación de algún mecanismo que les permita a las niñas y niños no estar en desventaja para el acceso a los contenidos educativos.

Cuarto. Los estados manifestamos en desacuerdo con la federación por la cancelación unilateral de los convenios entre ambos niveles de gobierno que estaban vigentes y en pleno ejercicio para el año 2020, entre ellos, el Servicio Nacional del Empleo.

Quinto. Los estados firmantes acordamos en la construcción de una ruta legal para presentar la próxima semana a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la solicitud del pago resarcitorio de los gastos transferidos por la federación a las entidades para la atención de la emergencia sanitaria y los cuales no estaban previstas en sus respectivos ejercicios fiscales para el año 2020.
Fuente: Boletín de Prensa del Gobierno del Estado de Michoacán. 15/05/2020.