Empresas como Walmart ya se pusieron al corriente con el pago de impuestos, pues luego de varias pláticas con el SAT y se convencieron de que debían hacerlo, informó Andrés Manuel López Obrador.

«Al principio, mal aconsejados por abogados, decían que no debían nada, pero se les convocó para que platicaran en el SAT, estuvieron de acuerdo y se convencieron de que debían y pagaron el año pasado», expuso.

Señaló que se tenía un adeudo de alrededor de 10 mil millones y eso fue lo que pagaron el año pasado. «Hablando con la verdad, no tenían ese adeudo de 160 mil millones, eran de 8 a 10 mil millones de pesos y ya los pagaron», explicó.

Indicó que un tema aparte es el pago de consumo de energía eléctrica e insistió que se avanzará con la revisión de “contratos leoninos” con la Comisión Federal de Electricidad.

Dijo que no se puede señalar que la reforma eléctrica es inconstitucional, pero se llegará hasta las últimas consecuencias en su defensa, hasta llegar a la Suprema Corte.

En caso de que la Corte declare inconstitucional la reforma eléctrica, la siguiente vía sería una reforma a la Constitución; aun con el riesgo de que no se apruebe, por no tener las dos terceras partes.

«Pero estoy obligado a hacerlo, de lo contrario me convertiría en cómplice; considero que es una injusticia que la tarifa que pagan usuarios de clase media o popular es más elevada que la que pagan los grandes consorcios, entonces no podría quedarme con los brazos cruzados”.

Sobre el precio de los combustibles, indicó que está el compromiso para que no suban de precios en términos reales, es decir, por arriba de la inflación.

Informó que, del robo de combustible, los criminales pasaron al de gas, pero es algo que se atiende y también el contrabando de gasolina.

Por ello, explicó, es la iniciativa sobre hidrocarburos para tener más control, pues los contratos de importación de hidrocarburos fueron la base para el contrabando de combustible.