La tormenta tropical Polo continuaba ayer por la noche con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y rachas de 140, por lo que se mantiene activa la zona de alerta desde Punta San Telmo, Michoacán, hasta Cabo Corrientes, Jalisco; además de que se prevén lluvias en Las Cabos, Baja California.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) detalló que debido a ese fenómeno meteorológico se siguen previendo vientos de hasta 60 kilómetros por hora desde Nayarit hasta Guerrero, y oleaje de dos a tres metros de altura en costas de Nayarit, Michoacán y Guerrero.

Hasta las 19:00 horas de ayer la tormenta se situaba a 270 kilómetros al sur de Cabo Corrientes, y a 675 kilómetros al sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y su desplazamiento continuaba hacia el noroeste a 13 kilómetros por hora.

En tanto, los remanentes de Odile continuarán generando precipitaciones fuertes en Sonora y Chihuahua, y lluvias menores a 25 milímetros en zonas de Coahuila y Baja California.

Mientras un canal de baja presión cruza el Istmo de Tehuantepec y propiciará lluvias muy fuertes en Veracruz y Chiapas, fuertes en Oaxaca, Campeche y Yucatán, y menores en Tamaulipas, Tabasco y Quintana Roo.

Para el centro del país, una zona de nubes de tormenta continuará afectando al noroeste, occidente y porciones de esta región, ya que propiciará lluvias fuertes en zonas del Estado de México, Puebla, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo Durango, Zacatecas, y Aguascalientes.

También se pronostican lluvias menores en localidades del Distrito Federal, Nuevo León, San Luis Potosí, Morelos y Tlaxcala.