CIUDAD DE MÉXICO.- Tres altos funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto fueron vinculados a proceso este jueves por sustraer el expediente de la “investigación” que la Secretaría de la Función Pública (SFP) –entonces dirigida por Virgilio Andrade Martínez– realizó por el conflicto de interés en que incurrieron el expresidente y su exesposa, Angélica Rivera Hurtado, en torno a su lujosa mansión de Las Lomas.

La investigación, hecha a modo y presentada el 21 de agosto de 2015 por Andrade, exculpó a Peña Nieto de cualquier irregularidad en torno a la casa blanca que le construyó y financió su amigo íntimo, el empresario tamaulipeco Juan Armando Hinojosa Cantú, cuyo conglomerado Grupo Higa recibió contratos multimillonarios de los gobiernos de Peña Nieto en el Estado de México y como presidente de la República.

Hoy, a raíz de una denuncia interpuesta en 2019 por la SFP –ahora encabezada por Irma Eréndira Sandoval Ballesteros–, un juez de control vinculó a proceso a José Gabriel Carreño Camacho, Jesús Antonio Suárez Hernández y Daniel Pérez Rueda, subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, director general de Denuncias e Investigaciones y director general adjunto de Investigaciones a finales de la anterior administración, respectivamente.

Después de la llegada al poder del presidente Andrés Manuel López Obrador, exfuncionarios denunciaron ante el Órgano Interno de Control (OIC) de la SFP que, en fechas previas al cambio de administración, “se habría sustituido el expediente original por una copia de la versión pública, que presuntamente omitía diversas evidencias de la investigación”, indicó la dependencia.

“Tras una minuciosa indagatoria, en la que se hizo evidente que el expediente de la llamada ‘casa blanca’ no fue archivado de conformidad con la ley en la materia y las normas internas de esta Secretaría, la Función Pública presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción por el posible delito de ejercicio ilícito de servicio público” por las personas que ocuparon los cargos previamente mencionados.

La investigación se encuentra a cargo de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, y en adelante la SFP “seguirá coadyuvando, como parte ofendida, en este asunto que continúa en etapa de investigación complementaria”, aseveró, y confió en que se pueda “esclarecer la desaparición de este expediente de investigación, así como sancionar a quien haya sido responsable”.

El escándalo de la casa blanca, que fue revelado por el equipo de investigación de la periodista Carmen Aristegui, marcó un punto de quiebre en el sexenio de Peña Nieto, que a partir de ese momento acumuló los escándalos de corrupción, como los desvíos multimillonarios de recursos –conocidos posteriormente como Estafa Maestra–, los casos de sobornos, las operaciones de financiamiento ilícito de campañas políticas y las complicidades con grupos criminales.

En agosto de 2015, además de exonerar a Peña Nieto, Andrade también exculpó a Luis Videgaray Caso, al que Hinojosa Cantú también había vendido una mansión en Malinalco, en condiciones muy sospechosas.