Coahuila.- La Fiscalía General del Estado confirmó que durante la madrugada de este lunes se localizaron los cuerpos de una mujer y su sobrina de 7 años, arrastradas con todo y un vehículo por la corriente de un arroyo la tarde del domingo, en tanto que se reportó el hallazgo de una sobreviviente.

La niña Génesis Carolina Soto Padilla, de 11 años, fue localizada con vida al aferrarse a una rama, luego de que el vehículo en el que viajaban nueve miembros de una familia fuera llevado por la corriente del arroyo El Saucillo, en las inmediaciones de Arteaga y Ramos Arizpe, al oriente de Saltillo.

La menor fue rescatada y llevada por atención médica, igual que su hermanito Leonardo, de 9 meses, rescatado la tarde de ayer por guardias privados del Parque Industrial Server. La Fiscalía confirmó que durante la madrugada, un familiar que participó en labores de búsqueda, encontró en el arroyo El Saucillo, en Arteaga, el cuerpo de Alexia Nohemí, de 7 años, quien fue identificada por otros familiares.

También de madrugada localizaron en Ramos Arizpe, el cuerpo de Cinthia Carolina Padilla Flores, de 32 años. La tarde del domingo, nueve miembros de una familia regresaban de un ejido en Arteaga y al cruzar el arroyo El Saucillo, la crecida por las lluvias de Hanna se llevó el vehículo consigo.

Cinco miembros de la familia alcanzaron a bajar a tiempo y cuatro se fueron en la corriente. En poco tiempo rescataron al bebé, mientras que por la noche localizaron viva a la niña de 11 años y por la madrugada encontraron los cuerpos de la mujer y su sobrina.

Respecto a otros daños generados por “Hanna”, se reportan seis personas en calidad de desaparecidas: tres en Nuevo León (una en Monterrey y dos Guadalupe) y tres en Reynosa, Tamaulipas.

Debido a que el ciclón tropical “Hanna”, presente en el país, se ha convertido en una Baja Presión Remanente, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) indicó que es muy importante atender las medidas de autoprotección, ya que los escurrimientos continúan donde se ha reportado precipitación.

Se han evacuado a 22 personas en dos albergues en Reynosa, Tamaulipas; mil 155 personas en refugios temporales en Nuevo León: mil en Cadereyta en cinco refugios temporales, 115 en San Nicolás trasladados a dos hoteles y 40 personas evacuadas al refugio temporal en Pesquería.

Actualmente Hanna se localiza en tierra, a 115 kilómetros al sureste de Torreón, Coahuila y a 170 kilómetros al norte de Fresnillo, Zacatecas. Presenta vientos máximos sostenidos de 35 km/h con rachas de 55 km/h y desplazamiento hacia el oeste a 7 km/h. Se espera que para mañana se localice en Durango provocando fuertes lluvias.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) continúa atendiendo los daños con instancias como Conagua, SEDENA, Marina, Guardia Nacional, CFE, Unidades estatales y municipales de Protección Civil, así como la CNPC, quien ha desplegado Misiones de Enlace y Coordinación (ECO) en Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas.

Aunque las lluvias disminuyan, es importante que la población atienda las siguientes recomendaciones ante ciclones tropicales y lluvias:

No cruzar zonas inundadas.
Permanecer en un lugar seguro.
Si las autoridades de Protección Civil recomiendan evacuar, no dudar en hacerlo.
Informarse del pronóstico del clima a través del Servicio Meteorológico Nacional.
Alejarse de corrientes de ríos y arroyos.
De vivir en una zona de riesgo por inundación localizar lugares altos y las mejores rutas para llegar a ellos.
Al detectar abultamientos u otra señal de laderas inestables ponerse a salvo y reportarlo de inmediato con las autoridades locales de Protección Civil.
Si el hogar no es seguro, acudir a un refugio temporal.
No intentar cruzar cauces de ríos, vados y zonas bajas.
Ante una inundación evitar las cadenas humanas, ya que se pueden romper por la velocidad del agua, objetos flotantes o el fondo inseguro.
Si después del paso de un ciclón tropical, se detectan daños en estructuras, reportarlas a las autoridades correspondientes.
Ante esta situación de emergencia, el Sinaproc se mantiene activo, monitoreando y atendiendo a la población afectada hasta que puedan regresar a la normalidad.