Irma Reyes, quien denunció a su sobrio Mario «N» y a su esposa, de acuerdo con la reconstrucción de hechos de la autoridad, cuenta con diez días hábiles para pedir que le sea entregada la recompensa de dos millones de pesos que ofreció el gobierno de la ciudad, a partir del día que realizó tal acción.

Con base en el acuerdo FGJCDMX/07/2020, en su artículo 9 se establece que la entrega de la recompensa se realizará en un solo pago, mediante depósito en cuenta bancaria, únicamente a quien cuente con el número confidencial de identificación: para tal efecto, la persona servidora pública que reciba la información deberá requerir el número de la cuenta bancaria respectiva.

«Si dentro de los diez días hábiles a la comunicación a la que se refiere esta Artículo, la o las personas a quienes debe entregarse la recompensa no proporcionan el número de la cuenta bancaria, perderán el derecho a recibir la recompensa”, se establece.

Luego de haberlos denunciado, Irma Reyes argumentó que no le gustaría lucrar con el feminicidio de la menor.

El acuerdo también establece que la recompensa deberá ser distribuida de manera proporcional en el caso de que haya más de una persona.

Otro interesado podría ser el casero de Gladis Giovana y Mario Alberto, quien aportó la información para identificar a los agresores y el domicilio en el que retuvieron y asesinaron a la menor.