Para que el Estado mexicano cuente con recursos suficiente para cumplir su obligación de apoyar a los más vulnerables debería aumentar el IVA y bajar impuestos al trabajo, como es la tendencia internacional, planteó el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría Treviño.

“Que no parezca que estamos haciendo algo demasiado exótico o raro o en ataque o contra ciertos grupo de la población; el mundo entero se está moviendo en esa dirección: aumentando el IVA y bajando los impuestos al trabajo, y a la creación de empleos y la inversión”, sostuvo.

Al participar en un diálogo organizado por la organización “El México que queremos”, Gurría también se pronunció por eliminar privilegios fiscales, quitar el subsidio a las gasolinas y mayor responsabilidad fiscal de estados y municipios.

El funcionario de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) dijo que antes de empezar a cobrar más impuestos hay que asegurar que todo mundo pague lo que tiene que pagar y cambiar las leyes fiscales para que no tengan tantos “agujeros”.

Además, abundó, los regímenes fiscales deben ser de aplicación general, transparentes y sencillos, pues esto dará un fuerte ingreso para dedicarlo a través del presupuesto para financiar a los más vulnerables.