Ciudad de México.- – El Servicio Meteorológico Nacional (SMN)informó que durante las próximas horas, una zona de inestabilidad localizada en Chihuahua y Coahuila provocará lluvias locales muy fuertes, de 50 a 75 milímetros (mm), tormentas eléctricas, granizadas y vientos fuertes con rachas de hasta 60 kilómetros por hora (km/h) en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.
El organismo dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) alertó sobre la posibilidad de tolvaneras y la posible formación de torbellinos o tornados en el norte de Coahuila.
A través de un comunicado, reportó que un canal de baja presión y el flujo de humedad proveniente del Océano Pacífico, el Golfo de México y el Mar Caribe, generarán precipitaciones muy fuertes (de 50 a 75 mm) en Chiapas, lluvias fuertes (de 25 a 50 mm) en San Luis Potosí, Veracruz, Tabasco y Oaxaca
Además, prevé precipitaciones aisladas en Chihuahua, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Campeche, Yucatán y Quintana Roo así como rachas de viento de hasta 50 km/h en Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán.
Indicó que con las lluvias podrían presentarse tormentas eléctricas y granizadas.
El SMN informó que la tarde de este domingo se formó un sistema de baja presión en el Océano Pacífico con 10% de probabilidad para evolucionar a ciclón tropical en el pronóstico a 48 horas.
Precisó que el fenómeno meteorológico se ubica a mil 760 kilómetros (km) al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur y a mil 70 km al suroeste de la Isla Clarión, en el Archipiélago de Revillagigedo, presenta vientos máximos de 35 km/h, rachas de 45 km/h y se desplaza lentamente hacia el oeste.
Por su ubicación, destacó que no representa riesgo para el territorio nacional.
La dependencia indicó que  la depresión tropical Bonnie se localiza aproximadamente a 45 km al nor-noroeste de Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos y a mil 460 km al nor-noreste de las costas de Quintana Roo.
Señaló que el sistema, que se mantiene semi-estacionario, presenta vientos máximos sostenidos de 45 km/h y rachas de 65 km/h.