QUERÉTARO.-La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en Querétaro, atendió  reportes ciudadanos y rescató dos halcones, uno de ellos de la especie Buteo jamaicensis, protegido por la NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de Protección especial (Pr).

La Delegación Federal de esta Procuraduría en la entidad informó que recibió dos llamadas telefónicas en las que ciudadanos reportaban la presencia de halcones en sus respectivas viviendas, por lo que inspectores acudieron a los domicilios referidos.

En una primera acción, personal de la PROPEPA visitó una casa-habitación en la colonia Rancho San Antonio, municipio de Querétaro, donde observaron una Aguililla cola roja (Buteo jamaicensis), la cual fue rescatada para una valoración física.

El ejemplar de vida silvestre, que está protegido por la NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de Protección especial (Pr), se encontró en buenas condiciones de salud.

En una segunda acción, personal de la PROFEPA acudió a un domicilio particular en la comunidad de San Vicente Ferrer, municipio de Querétaro, donde encontró un gavilán, que a simple vista tenía un ala con plumas incompletas, lo que probablemente impedía su vuelo.

Ambos ejemplares fueron depositados en la Unidad de Manejo Ambiental (UMA), autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para su cuidado, alimentación y custodia. Posteriormente se determinará si son liberados en su hábitat.

La Delegación de la PROFEPA en Querétaro refrendó su compromiso de atender de manera oportuna reportes y denuncias ciudadanas relacionadas con la sobrevivencia o amenaza de ejemplares de vida silvestres.

 ejb