México, Cd. de México.- El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) logró gestionar la firma de 11 convenios de reconocimiento de adeudos con instituciones del sector salud y educación en siete estados de la República, con el fin de regularizar la deuda histórica al concretar el pago de 10 mil 656 millones, de un total de 68 mil 483 millones de pesos, informó el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Durante su comparecencia ante las comisiones unidas de Salud y Seguridad Social del Senado de la República, Ramírez Pineda reconoció el apoyo del Congreso de la Unión para fortalecer las acciones de cobranza de cuotas y aportaciones, logrando un incremento en la recaudación de los ingresos de la dependencia para el ejercicio 2020, cuyo monto ascendió a 99 mil 232 millones de pesos. Esta cantidad fue superior en 15 por ciento a lo obtenido en 2019 y en 17 por ciento respecto al cierre de la pasada administración informó el director general, Luis Antonio Ramírez Pineda.

Con la aprobación de la reforma que hizo el Congreso de la Unión, para obligar a las dependencias y entidades al pago de cuotas y aportaciones al ISSSTE, además de mejorar la situación financiera del Instituto, las y los trabajadores podrán acceder a los préstamos, créditos y trámites administrativos sin ninguna afectación, agregó.

“Es importante resaltar que la situación financiera del Instituto es sólida, cuenta con solvencia y liquidez. Un ejemplo de ello es que el saldo de las Reservas Financieras se sitúa en su máximo histórico de 112 mil 205 millones de pesos, lo que representa un incremento de 20.6 por ciento respecto a diciembre de 2018, lo que respalda la operación del Instituto”, resaltó Ramírez Pineda.

No se debe interrumpir las prestaciones de los trabajadores del ISSSTE. El consolidar convenios de adeudo de pago, nos ayuda como Instituto porque vamos a tener más ingresos que nos permitan ir mejorando los servicios de salud, por ejemplo, el día de hoy nosotros estamos haciendo un levantamiento de las necesidades médicas que hay en cada unidad que tenemos en todo el país y para eso se requiere dinero y ese dinero es parte de las pocas aportaciones que los trabajadores dan al ISSSTE y entonces muchas veces nos vemos nosotros también imposibilitados de poder hacer más eficaces en atender alguna demanda de mantenimiento, conservación o de obra, porque si no tenemos ese recurso, nos cuesta trabajo a nosotros atender esto de manera inmediata, subrayó.

Al presentar un informe sobre los logros del ISSSTE en el último año a las y los senadores, Ramírez Pineda destacó que en materia de obra pública se han ampliado y remodelado 27 unidades médicas ubicadas en 13 entidades del país; además, existen 31 obras en proceso en 26 clínicas y hospitales.

De igual manera, dijo, con el apoyo de presidente Andrés Manuel López Obrador, el Instituto incrementó de 27 a 100 los hospitales sede para formar médicos residentes, por lo que aumentaron de mil 500 a cinco mil 476.

Ramírez Pineda destacó que como parte del objetivo de mejorar el servicio que se otorga a 13.5 millones de derechohabientes, está en proceso la adquisición de casi 63 mil piezas de equipo, instrumental y mobiliario médico con una inversión de más de dos mil millones de pesos.

En el encuentro con las y los senadores, resaltó la fraterna solidaridad de la Junta de Gobierno del ISSSTE integrada por representantes de la FSTSE, SNTE, FEDESSP y la CONTU, y sobre todo de los profesionales de la salud, para no solo enfrentar la emergencia sanitaria más compleja de México y el mundo, sino para responder con eficacia al compromiso de trabajar con honestidad y transparencia en una institución de profunda visión humana y justicia social.

Estamos trabajando por renovar las prácticas administrativas vigentes, agilizarlas, rehabilitar las unidades médicas y fortalecer el espíritu para brindar un servicio cordial, oportuno y digno con calidad que merecen los trabajadores al servicio del Estado.

Como lo hemos hecho desde el principio de la administración, tenemos el propósito de hacer de la salud y la seguridad social una garantía de justicia y bienestar para las y los trabajadores al servicio del Estado, subrayó Luis Antonio Ramírez Pineda.

Galería