México (Agencias).- El cambio es inminente. Faltan cuatro meses sólo para que los contribuyentes con ingresos superiores a 250,000 pesos al año utilcen el esquema de Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) para la emisión de sus facturas electrónicas, según lo que informó el Sistema de Administración Tributaria.

¿De qué trata? ¿Cuáles son los primeros pasos que deben tomarse para cumplir con esa obligación? El tema fue abordado por especialistas en el marco de la Semana del Emprendedor, que se llevó a cabo del 6 al 10 de agosto en el Centro Banamex, en la Ciudad de México.

1. ¿Qué es un CFDI?

El Comprobante Fiscal Digital a través de Internet es la modalidad que deberán adoptar todas las empresas y personas físicas que tengan ingresos superiores a 250,000 pesos anuales.

En esta modalidad, la factura es generada por el contribuyente a través de un software informático. Posteriormente el documento es enviado de forma digital a una empresa que opera como Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) con la finalidad de que ésta valide a través de Internet los elementos de seguridad del documento.

«La particularidad de este modelo es que los elementos de seguridad se verifican a través de Internet de forma inmediata con el SAT, lo que no pasa con otros esquemas de facturación», explicó Jorge López, especialista de la Asociación Mexicana de Proveedores Autorizados de Certificación (Amexipac).

Esta modalidad ya es obligatoria para las personas que facturan más de 4 millones de pesos al año, pero a partir de enero próximo, el monto se reducirá a los 250,000 pesos, detalló el especialista.

 

CONTINÚA MAÑANA