CIUDAD DE MÉXICO.-El presidente Enrique Peña Nieto puso en marcha la estrategia Crezcamos Juntos, que tiene como objetivo incorporar a la población de mexicanos que tiene su propio negocio a la formalidad fiscal para que disfrute de los beneficios de seguridad social, vivienda y una pensión.

“La transformación del país ya está en marcha; con la estrategia Crezcamos Juntos estamos poniendo la reforma hacendaria en acción. El objetivo es que nadie se quede atrás, limitado por la informalidad”, expuso.

Desde el salón Tesorería de Palacio Nacional, el mandatario enlistó siete beneficios de esta estrategia contra la informalidad entre los que destacan acceso a servicios médicos y sociales del IMSS, pensión para el retiro, créditos hipotecarios para vivienda y para negocios, descuentos en pago de ISR durante 10 años, apoyos económicos a pequeños empresarios, así como acceso a los programas de capacitación en el trabajo.

En Palacio Nacional, detalló que Crezcamos Juntos es una estrategia integral que utiliza los programas de las distintas dependencias federales para hacer atractiva la transición a la formalidad con importantes beneficios para las personas que se sumen a este esfuerzo.

Frente a líderes empresariales, delegados del Distrito Federal y los titulares de Hacienda, Economía, Sedesol, el mandatario advirtió que el trabajo informal reduce la productividad de la economía nacional, limita la expansión de los negocios, dificulta el desarrollo de las personas y pone en riesgo su futuro al imposibilitarles ahorrar para el futuro.

Con Crezcamos Juntos, dijo, el gobierno de la República respalda a todas las mujeres y hombres del país que se están atreviendo a cambiar al incorporarse a la formalidad.

De igual forma, firmó un decreto para que más personas se sumen a la formalidad, que contempla tres medidas para ampliar las facilidades y los beneficios de régimen de incorporación fiscal.

Éstos son que los contribuyentes que realicen ventas al público en general hasta por 100 mil pesos anuales no pagaran el Impuesto al Valor Agregado, ni el Impuesto Especial de Producción y Servicios durante los primeros 10 años.

“Es decir, millones de negocios, como la tiendita de la esquina, la papelería de la colonia, el local del mercado, no pagarán IVA ni IEPS en ese periodo”, detalló.

Además los contribuyentes con ventas al público en general con ingresos entre 100 mil y dos millones de pesos anuales, que han pedido gradualidad en el pago de impuestos, como la que hoy tienen en el Impuesto Sobre la Renta, no pagarán IVA ni IEPS en su primer año de incorporación y se les otorgarán descuentos durante los siguientes nueve años.

Este decreto también establece un régimen más sencillo para calcular sus impuestos. Bastará con que especifiquen dos datos: la actividad a la que se dedican y el monto de sus ingresos.

Beneficios

Acceso a servicios médicos y sociales del IMSS para el dueño del negocio y sus empleados.

Pensión para el retiro y créditos para vivienda.

Descuentos en el pago del Impuesto Sobre la Renta durante 10 años.

Apoyos económicos a pequeños empresarios a través del Instituto Nacional del Emprendedor.

En una primera etapa se otorgarán en total 500 millones de pesos para beneficiar a ese sector.

Créditos desde cinco hasta 300 mil pesos a tasas preferenciales.

Se alcanzará un financiamiento total superior a los dos mil 700 millones de pesos.

Los trabajadores de estos negocios contarán con un crédito al consumo a través de Infonacot.

Acceso a los programas de capacitación en el trabajo.