El plan fiscal de Estados Unidos tiene racionalidad económica, por lo que podría ser aprobado, afirmó Aristóteles Núñez Sánchez, exjefe del Servicio de Administración Tributaria y colaborador de Grupo Imagen.

Advirtió que, de ser aprobado, el plan fiscal de EU generará un cambio global, un nuevo orden impositivo internacional, en el que todos los países se ajustarán al sistema estadounidense.

Un primer efecto con implicaciones para nuestro país será la desaparición del tratado suscrito por México y Estados Unidos para evitar la doble tributación del Impuesto Sobre la Renta (ISR), explicó.

«El tratado para evitar doble tributación que tenemos Estados Unidos y México se quedaría sin materia», porque aplica sólo para Impuesto Sobre la Renta, sostuvo el experto.

Así, «en caso de que ellos aprueban su plan sustituirán el ISR por un impuesto al consumo, fronterizo, y por tanto el tratado para evitar la doble tributación no aplica».

«¿Qué significa ello?, que hay que comenzar a trabajar inmediatamente en México en cuál va a ser la solución para evitar el doble pago de las empresas por los acreditamientos ya no reconocidos por EU».