Monclova, Coahuila (Agencias).- El presidente Enrique Peña llamó a no tener temor a la apertura comercial ni a competir a nivel mundial.

Al poner en operación el proyecto Fénix de Altos Hornos de México, con una inversión de 2 mil 300 millones de dólares, el mandatario afirmó que a partir de tener confianza en nosotros mismos se debe “demostrar que podemos competir con los mejores del mundo. No tengamos temor ni miedo, lo hemos venido acreditando”.

Recordó que hace algunos años hubo quienes supusieron que la apertura de México a 44 economías por diversos acuerdos comerciales podía significar “que esos países iban a venir a adueñarse de la industria nacional”.

Sin embargo, dijo, ocurrió exactamente lo contrario, pues el desarrollo de capital humano logró impulsar al país en materia económica.

“Queremos generar el marco propicio para que México demuestre al mundo sus capacidades y su talento”, insistió.

Esa es la ruta que el país está siguiendo, “la que seguiremos promoviendo e impulsando, y que estoy seguro permitirá que el futuro de México sea más promisorio, más alentador y sobre todo de mayores oportunidades para todos los mexicanos”, agregó el mandatario, quien estuvo acompañado del gobernador Rubén Moreira y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

El proyecto Fénix, según los desarrolladores, ayudará a incrementar la producción de acero líquido de 3.8 a 5 millones de toneladas por año.

Al respecto, Peña Nieto apuntó que decisiones como esta alientan el crecimiento del país y ayudan a la democratización de la producción, lo que genera un mayor número de empleos y una derrama económica constante.