México.- La mezcla mexicana de petróleo se desplomó hoy a 14.54 dólares el barril, su nivel más bajo en 18 años. Aunque México no tiene una economía petrolizada, las finanzas públicas dependen en gran medida de lo que aporta Petróleos Mexicanos (Pemex). El Gobierno federal tiene una cobertura para estos casos, de la cual podría echar mano.

El descenso en el precio del petróleo fue del 22.57 por ciento, con respecto a la cotización del 17 de marzo. El dato de Pemex corresponde al 18 de marzo, ya que dicho día es considerado como feriado por la petrolera, por lo que no publicó el precio del crudo mexicano.

La mezcla había cerrado la sesión del 17 de marzo cotizando alrededor de 18.78 dólares por barril, lo que representó una contracción del peso del 22.36 por ciento con respecto a la anterior sesión. El petróleo mexicano se mueve en contrasentido de los crudos de referencia internacional.

El Texas abrió con un ascenso del 8.93 por ciento, para ubicarse en 22.19 dólares por barril. La cotización del crudo se levantó luego de tres días de caídas que llevaron al crudo a sus niveles más bajos en casi dos décadas, a medida que la demanda se desplomaba por el coronavirus y la pugna entre Rusia y Arabia Saudí.

Mientras el Brent recuperó un 2.42 por ciento, al situarse su precio en 26.57 dólares en el International Exchange Futures de Londres, tras el alarmante hundimiento experimentado la jornada anterior por la crisis del COVID-19.

El precio del barril del crudo de referencia europea repuntaba sobre las 10:00 GMT hoy con una subida del 2.42 por ciento, después de haberse desplomado ayer al cerrar con una cotización del 25.94 por ciento, su nivel mínimo en 17 años, desde 2003.

Esta recuperación se produce al tiempo que continúa la propagación global de la pandemia del coronavirus, lo que hace temer a los analistas por las consecuencias que tendrá en la demanda de crudo.

Otro tema que inquieta en las negociaciones del petróleo es la decisión adoptada por Arabia Saudí de incrementar su producción como represalia comercial contra Rusia, después de que ese país rechazara contribuir a adoptar medidas para mitigar el impacto del COVID-19.

Por todo ello, los expertos temen que se produzca un desnivel entre oferta y demanda.

En enero pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Púbico (SHCP) informó que las coberturas petroleras costaron alrededor de mil millones de dólares, es decir, cerca de 20 mil millones de pesos.

Por su parte, el Subsecretario Gabriel Yorio expuso que la dependencia no puede dar el precio exacto de lo que México pagó por la cobertura, debido a que es información estratégica que puede resultar en el encarecimiento de las adquisiciones de México en los mercados.

“Acuérdense que hubo una actualización de la reglamentación para transporte marítimo, que prohíbe usar combustóleo pesado, eso implicó un cambio en la forma que Pemex hace la cotización de precios de sus contratos de negociación con refinería… No revelamos los costos, porque alguien del mercado, con un simple despejo va a saber cuando compramos, lo que no queremos es que identifiquen los momentos en que México va al mercado, porque eso encarece las primas“, dijo Yorio en conferencia de prensa.

Con la cobertura petrolera, la dependencia se cubre de la baja en el precio del crudo. El precio estimado para la mezcla mexicana en el presupuesto 2020 es de 49 dólares.

El 12 de marzo, Pemex informó que recibió el primer pago de la cobertura petrolera de 2020, luego del descenso en los precios del crudo.

“Este primer pago corresponde al periodo del 1 al 29 de febrero como consecuencia de la activación del seguro contratado a finales del año pasado, toda vez que el precio promedio de la mezcla mexicana en dicho periodo se ubicó por debajo de los 49 dólares por barril”, señaló en un comunicado.

La petrolera detalló que la cobertura petrolera brinda protección a los flujos de la empresa, a través de la contratación de opciones tipo put-spread asiáticas con vencimientos mensuales, para el periodo comprendido entre el 16 de diciembre de 2019 y el 15 de diciembre de 2020.

En este sentido, Pemex dijo que la contratación de la cobertura se llevó a cabo mediante proceso competitivo entre contrapartes financieras, a fin de garantizar las mejores condiciones para la empresa mexicana.

El pago, añadió, fue recibido el pasado 6 de marzo.

“Este programa de cobertura brinda mayor certidumbre a los ingresos de Pemex ante la volatilidad del precio de los hidrocarburos, lo que contribuye al cumplimiento de los compromisos de operación e inversión de la empresa“, añadió.